El caso Salvador Dalí, de Fleur Cowles

Precio y stock a confirmar
Ed. Noguer, año 1959. Tapa dura. Incluye 31 reproducciones en blanco y negro y 1 a color, todas sobre papel ilustración. Estado: Usado muy bueno. Cantidad de páginas: 396

el caso salvador dalí029Nadie ha llevado una vida privada mas públicamente qua Salvador Dalí, y, sin embargo, ninguna actitud está menos consolidada qua la suya. Nadie ha hablado más y convencido menos. Y nadie exige una atención más original para tratar de él.

Escribir sobre alguien que todavía vive trae aparejadas grandes dificultades: no se cuenta con la ayuda del tiempo y de la historia para suavizar la narración, desde un enfoque más nítido. En vez de evocar a Salvador Dalí, solo es posible estudiar atentamente los aspectos de su historia viva, y se tiene menos seguridad en cuanto a los juicios.

Pero este libro se aparta de estos derroteros. He intentado, simplemente, presentar, en esta primera valorización de Dalí, un resultado imparcial -y espero que legible- del enorme acervo de actitudes sensacionalistas, anécdotas, confesiones, escándalos, chistes, burlas con su secuela, pinturas y otras originalidades. Ha procurado readaptar el cúmulo da leyendas con que la Prensa, los historiadores del arte y los amigos de Dalí han tratado da describirlo.

el caso salvador dalí030He examinado detenidamente, una y otra vez, las tentativas que ha hecho Dalí, con cierta regularidad, para descorrer el velo secreto de su propia vida.

Se requieren arrestos para internarse en este laberinto. Mi libro, más que una biografía, es la narración de un caso histórico. El propio Dalí ha escrito sus sensacionales memorias, La vida secreta de Salvador Dalí, en 1942, tan vívidas y monstruosamente reveladoras qua Clifton Fadiman, en la recensión que hizo del libro para el The New Yorker, dijo: “En nuestro tiempo nadie, ni siquiera Hitler…ha explotado su paranoia con mayor rendimiento”.

A las referencias del propio Dalí y de otros he reunido mis recuerdos y experiencias personales. El resultado es una semblanza escrita no cronológica, sino por categorías. Hechos, imaginaciones y fantasías se mezclan con la naturalidad que lo hacen en las obras y vida real de Dalí. Son, a menudo, entretenidos; frecuentemente, clínicos; , a veces, ambas cosas al unísono. Con frecuencia rayan en lo increíble, como el propio Dalí. Unas cosas causarán risa; otras, espanto; y, en ocasiones, nos parecerán fruto de una fantasía loca. Pero, cada una, a su manera, realiza su cometido: mostrarnos el mundo de Dalí para comprenderlo en su compleja totalidad y valorizar su obra. Lo trivial se hace importante.

Así, he echado mano a todos los resortes; todos componen el modelo surrealista, salvajemente tranquilo, de este hombre extraordinario. Aunque no lo pretendo, este libro puede leerse como un rompecabezas. Escoja el lector las piezas que más llamen su atención y colóquelas, una por una, en su sitio. Puede actuar, si gusta, en consonancia con el carácter y la personalidad del propio Dalí. Me inclino a pensar que esto ha de agradarle, dada su complejidad y polifacetismo, y la exasperante dificultad de llegar a conseguir un cuadro perfecto siguiendo un orden lógico (además, será una manera muy daliniana de leer).

el caso salvador dalí032Este libro no pretende valorar a Dalí como pintor. Pero es en parte relato clínico y en parte reportaje periodístico y es, también en parte, vitrina de un coleccionista de citas y anécdotas y en parte antología. Es el retrato personal hecho a un amigo, a quien traté durante años, un hombre que lo mismo me vejaba que divertía, igualmente me fastidiaba que me deleitaba, circunstancias que responden a una manera ineludible de comportarse con cuantos conoce.

Creo que hay que presentarlo, en general, como uno de los excéntricos tipos inteligentes más raros de este siglo, y no como un pintor director de espectáculos y clown extraordinaire. El mismo me manifestó, cuando le pedí que me escribiera una página de sus cualidades para este libro, que tenía muchas otras vocaciones, aparte la pintura. El lector encontrará el original –“Dalí polifacético”- tal y como salió de su pluma, al comienzo de la segunda parte: El Genio. Cuando lo escribió olvidó poner pintura. Se lo hice notar y, sonriendo, añadió a la larga lista una línea: “et aussi, peintre”.

He añadido apreciaciones de otros –que, a veces, se alargan bastante- para equilibrar sus propias opiniones, desconcertantemente sinceras. Son necesarios sus puntos de vista y los ajenos para llegar a comprender a un hombre tan polifacético: insistente megalómano y amigo divertido, tan apasionado a lo Leonardo como analista a la manera de Freud, tábano social y exquisito dibujante, poeta expresivo, pensador realista, tan creador como guionista-dibujante-libretista-cortesano-escultor-y-joyero como extravagante empresario, humorista ingenioso erudito, tan discutido pintor como católico complejo y, por encima de todo, devoto adorador de su esposa…

Su primera pintura al óleo, realizada cuando sólo contaba con seis años, está reproducida por primera vez en este libro, así como también su primer retrato de Gala, realizado tras su repentino y casi histérico conocimiento de ella. En el epílogo traigo a colación unas notas sinceras de A. Reynolds Moore sobre su valía, y una afectuosa explicación del patronazgo con el que le distinguido su nuevo mecenas, Chester Dale, dada por el mismo Chester y, por último, mi glosario sobre el lenguaje y los términos de Dalí.

Fleur Cowles, 1959

INDICE
Prefacio
Reconocimiento
Primera Parte, El Hombre
I- Introducción geológica
La geología detrás de Dalí
Un decreto de Franco
La influencia de Gaudí sobre Dalí
II- Juventud de Salvador
El hijo renacido
Noticias prenatales
Dalí visto por Ana María
Una niñez excéntrica
Estudiante imposible
El diablillo pervertido
El muchacho pintor
La crítica y el joven pintor
III- Galamanía
Una historia de amor
Los primeros días juntos
Juntos en Port Lligat
La mirada de Gala
Gala empresario
Gala y la locura de Dalí
IV- El Dalí que conoció París
El París que conoció dalí
París presurrealista
Dadá ha muerto, el surrealismo perdura
Qué es el surrealismo
Dalí apartado del surrealismo
V- Dalí conoce Nueva York
Los días de Caresse Crosby
Adiós a Nueva York
El Nueva York que conoce Dalí
VI- Dalí conoce Londres
VII- La personalidad
El hombre a través de las anécdotas
El supremo egoísta
Alta sociedad
Dieta de Dalí
VIII- El Director de Espectáculos
Dalí, ¿clown del arte?
Sobre Dalí y Dominguín
La televisión pertenece a Dalí
IX- La política y Dalí
Política y Arte
Dalí y Stalin
Segunda Parte, El Genio ¿Qué es un Genio?
X- El Autor
El pintor en prosa
Las memorias que publicó Dalí
El retratista con palabras
XI- El Poeta
La poesía del surrealismo
XII- El guionista y libretista
Aportación al teatro
Guionista extraordinario
XIII- El Inventor
Invenciones imaginarias o de otro estilo
XIV- El Dibujante
El Midas
El señor Cellini
Rock and Roll con Mafalda Davis
Arte y cristales
XV- El Pintor
Dalí, el trabajador
Retratista sin cortapisas
Mr. Warner Brothers y Dalí
Dalí “aprés” Vermeer
La divina proporción
El conferenciante
Enemistad entre Dalí y Picasso
XVI- El Crítico
La crítica ante la obra de Dalí
Diversas opiniones de Dalí
XVII- El Místico
Dalí explica su misticismo
¿Qué clase de caólico es Dalí?
Tercera Parte, El Paranoico
XVIII- Los hechos clínicos
La marca de Freud
¿Está loco Dalí?
Lo que sueña Dalí
XIX- Dalí y sus fetiches
RELOJES, el motivo tiempo. ZAPATOS, el símbolo del pecado. MULETAS, el motivo bifurcado.
GUILLERMO TELL, símbolo de las venganzas paternas. LOS DIENTES DE DALÍ,
símbolo del sexo. EXCREMENTOS, el elemento terrorífico. SALTAMONTES,
la imagen del padre. MOSCAS, símbolo de la movilidad. JAZMÍN, distintivo
del dandy. BASTÓN, símbolo de buena suerte. ERIZO de MAR, imagen de universo. CARNE DE
GALLINA, LA “cumbre del credo humano”. MOSTACHOMANÍA, símbolo de relajación. MADERA, el
“verdadero fetiche daliniano”. ESCALERA, otro símbolo sexual. El RINOCERONTE, EL CUERNO Y
LA COLIFLOR, signos de “delirio”. Dalí contra el Angelus de Millet.
XX- CONCLUSIÓN
Resumiendo
XXI- EPÍLOGO, La opinión de un coleccionista
La conquista de Chester Dale
El catálogo de la obra de Dalí
El mayor coleccionista de Dalís
Algunos aspectos relacionados con el coleccionismo de Dalí
XXII- GLOSARIO
Diccionario especial de palabras y términos dalinianos
INDICE ONOMÁSTICO
INDICE DE LÁMINAS