A través del espejo y lo que encontró Alicia allí, de Lewis Carroll

Precio y stock a confirmar
Ed. Brújula, año 1968. Tamaño 18 x 11 cm. Ilustraciones en blanco y negro de John Tenniel. Traducción y notas de Elías Gallo. Portada de Hermenegildo Sabat. Estado: Usado muy bueno. Cantidad de páginas: 226

Debió pasar mucho tiempo, tras la muerte de Lewis Carroll, para que se empezara a comprender que los “Libros de Alicia” –Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas y A través del espejo y lo que encontró Alicia allí– constituyen la obra capital de la literatura desesperada, y que la crueldad infinita de estas pesadillas no conviene a los niños.

Esta es sólo una de las sorpresas que encontrará el lector de esta traducción inexpurgada de una obra “intraducible”. Descubrirá, también, que Carroll fue, además de genio, profeta; que su imaginación precisó, con perversa exactitud, insomnios de Kafka o Borges, fórmulas del surrealismo, del humor negro, de la lingüística moderna y hasta el subversivo marxismo poético de los Hermanos Marx. Los “Libros” de Carroll son un reloj de incesante lectura, cuyas agujas enloquecidas señalan siempre la hora del asombro.

Por Lewis Carroll (1896)

Como el problema de ajedrez que se da a continuación ha desconcertado a algunos de mis lectores, tal vez convenga explicar que está correctamente ejecutado, en lo que concierne a las jugadas. Quizá el turno de Rojas y Blancas no se observa
con la estrictez debida, y el “enroque” de las tres Reinas es, simplemente, una manera de decir que entraron en palacio; pero el jaque del Rey Blanco en la sexta jugada, la captura del Caballero Rojo, serán hallados, por cualquiera que se tome la molestia de ubicar las piezas y hacer las jugadas indicadas, como estrictamente acordes con las leyes del juego.

Las nuevas palabras en el poema “Jabberwocky” han dado origen a algunas diferencias de opinión acerca de su pronunciación; tal vez sea conveniente también dar instrucciones sobre ese punto. Pronúnciese “viscotivas” como uniendo las palabras “visco” y “tivas”; hágase la “b” dura en “vuelteaba” y y “tregujereaba”, y pronúnciese “trugones” como para rimar con “melones”.

La traducción de este libro ofrece dos dificultades mayores: los juegos de palabras y la poesía. En el primer caso, se prefirió casi siempre dar la versión textual de los diálogos, remitiendo al lector a la correspondiente nota aclaratoria. En lo que se refiere a los poemas, no cabían preferencias: la poesía de Carroll es intraducible, y el traductor -y sus lectores- deben resignarse a verla en pálida prosa. Sin embargo, los poemas fueron trasladados línea por línea, lo que facilita la comparación con los originales ingleses, copiados al final del libro.

INDICE
Prefacio del autor
Dedicatoria
Diagrama de la partida
A TRAVES DEL ESPEJO
La Casa del Espejo
El Jardín de las Flores Vivientes
Los insectos del Espejo
Tweedledum y Tweedledee
Lana y Agua
Humpty Dumpty
El León y el Unicornio
Yo Mismo lo Inventé
Alicia Reina
Sacudimiento
Despertar
¿Quién lo Soñó?
Notas