Novalis. La nostalgia de lo invisible, de Antonio Pau

Precio y stock a confirmar
Ed. Trotta, año 2010. Tapa dura. Tamaño 24 x 15 cm. Incluye 50 reproducciones a color sobre papel ilustración. Estado: Nuevo. Cantidad de páginas: 262

Por Antonio Pau

La fascinación que ha ejercido Novalis procede de su vida -una estrella fugaz- y de su obra -varios miles de fragmentos, dos novelas inacabadas y unos cuentos poemas. Todo lo que se refiere a Novalis tiene la delicadeza de esas miniaturas que tanto gustaban en su época: mínimos pero nítidos perfiles con un bosque al fondo o unas ruinas, que cabían en un broche o una sortija. Todo es breve en la vida de Novalis: apenas veintiocho años sobre la tierra, una geografía minúscula -solo conoció unos pocos pueblos de Sajonia-, unos cuantos amigos, unas cuantas páginas. Novalis, propiamente, lo fue solo dos años, los dos últimos de su vida. Hasta entonces había sido Friedrich von Hardenberg, o Georg Philipp Friedrich von Hardenberg, barón von Hardenberg, como dice la partida de bautismo que se extendió en la iglesia parroquial de Wiederstedt el 3 de mayo de 1772, un día después de su nacimiento.

“Ejercítate en la lentitud”, escribió Novalis en uno de los cuadernos que siempre tenía a mano. Sintió casi desde la infancia la inminencia de la muerte, y por eso precisamente tenía que escribir despacio. No habría tiempo para la revisión. “Todo es semilla”, escribió también, en otro lugar, en otro cuaderno. Una semilla que él sabía bien que no vería germinar.

Su vida fue una búsqueda constante de lo Absoluto. Ese Absoluto que el hombre intuye entre lo efímero que lo rodea. “Buscamos por todas partes lo Absoluto” -escribió Novalis- “y encontramos siempre solo cosas”. Pero que solo encontrara cosas no lo desanimó. Lo que hizo fue ahondar en ellas, y lo hizo por dos caminos: el estudio de las cosas a través de la ciencia, y la búsqueda de su misterio a través de la poesía. Por eso, para Novalis, ciencia y poesía tienen una misma meta y al final confluyen. Al confluir levantan el velo que cubre la realidad, y las cosas aparecen como un receptáculo de lo Absoluto.

Novalis fue un hombre bueno, de una bondad infantil y madura a la vez. Friedrich Schlegel le escribía en una carta a su hermano August: “Novalis cree que no existe el mal en el mundo”. La vida y la obra de Novalis están impregnadas de esa mirada de bondad -recia y enteriza, no blanda ni lacrimosa- con que Novalis lo contemplaba todo. Se suele asimilar lo romántico a una candidez pueril, a una ensoñación vaporosa y vaga. Y Novalis era riguroso y preciso. Por eso escribió: “La exactitud científica es lo absolutamente poético”.

La vida y la obra, truncadas ambas, de Novalis, han quedado como esos torsos griegos a los que el tiempo ha mutilado con tanta belleza. Goethe vivió ochenta y dos años de perfecta salud y dejó una obra impecable. Novalis vivió veintiocho, una gran parte enfermo, y solo ha dejado fragmentos inconexos, novelas sin terminar y un puñado de poemas. Sin embargo, su vid y su obra tienen la misma perfección que las del viejo poeta ilustrado. La vida y la obra de Novalis parece que tenían que ser así, dolientes y mutiladas, para alcanzar la perfección que les correspondía.

INDICE
Nota preliminar
I- Tres modelos, tres influencias
II- Un mundo en miniatura
III- Adolescencia. Encuentro con Bürger. Primeros poemas
IV- Entre el derecho y la literatura
V- Siguen los años de universidad
VI- El funcionario enamorado
VII- Encuentro con Hölderlin y Fichte
VIII- A vueltas con el yo
IX- Enfermedad y muerte de Sophie. La llave que todo lo abre
X- El gran modelo: el filósofo Frans Hemsterhuis
XI- Hacia la síntesis de física y metafísica. Los estudios de Freiberg
XII- Un toque de frivolidad: los Diálogos
XIII- Los fragmentos, entre el azar y la necesidad. Aparece Novalis
XIV- Nuevo amor y un poema
XV- La primera novela: Los aprendices en Sais
XVI- Profesión y poesía. Los Cánticos espirituales
XVII- El encuentro de Jena y La cristiandad o Europa
XVIII- Naturaleza, hombre, Dios
XIX- Pensar, saber, sentir
XX- Respirnado aire salino. Informes profesionales y segunda novela Heinrich von Ofterdingen
XXI- Los Himnos a la Noche. Viaje geológico por los montes de Sajonia
XXII- El último viaje. La muerte plácida
Cronología, con indicación de domicilios, viajes y obras, y concordancias de literatura alemana y española
Principales obras consultadas
I- Novalis
II- Novalis en español
III- Sobre Novalis
-Vida
-Obra
IV- Sobre Novalis en español
Indice onomástico
Indice de obras, poemas y primeros versos
Indice de lugares
Indice de ilustraciones