Putas asesinas, de Roberto Bolaño

Precio y stock a confirmar
Ed. Anagrama, año 2015. Tamaño 20,5 x 13,5 cm. Estado: Nuevo. Cantidad de páginas: 178

Roberto Bolaño Ávalos (1953-2003) fue un escritor y poeta chileno que pasó su infancia en ciudades como Los Ángeles, Valparaíso, Quilpué, Viña del Mar y Cauquenes. A los 13 años se trasladó con su familia a México. Vivió su adolescencia concentrado en la lectura, encerrado durante horas en una biblioteca pública.

En 1973 decidió volver a Chile con el propósito de apoyar el proceso de reformas socialistas de Salvador Allende. Tras un largo viaje en autobus, autostop y barco (atravesando prácticamente toda América Latina) llega a Chile pocos días después del golpe de estado protagonizado por Augusto Pinochet, por lo que decidió unirse a la resistencia contra el nuevo orden dictatorial.

Al poco tiempo fue detenido cerca de Concepción y liberado luego de ocho días gracias a la ayuda de un antiguo compañero de estudios en Cauquenes que se encontraba entre los policías que debían custodiarlo. Después regresa a México, donde junto al poeta Mario Santiago Papasquiaro (quien serviría de modelo para Ulises Lima en Los detectives salvajes) fundó el movimiento poético infrarrealista, que, surgido a partir de reuniones y tertulias en el Café La Habana de la calle Bucarelli, se opuso radicalmente a los poderes dominantes en la poesía mexicana y al establishment literario mexicano.

El movimiento infrarrealista tuvo como guías la ruptura con lo oficial y establecerse como vanguardia. Si bien se agruparon bajo el apelativo de infrarrealistas alrededor de quince poetas, Roberto Bolaño y Mario Santiago Papasquiaro fueron los exponentes estilísticamente más sólidos, destacando ambos por una poesía cotidiana, disonante y con varios elementos dadaístas, género que Bolaño fue abandonando poco a poco por la prosa.

Luego emigró a España, donde ya vivía su madre. Allí desempeñó diversos oficios —vendimiador en verano, vigilante nocturno de un camping en Castelldefels, vendedor en un almacén de barrio— antes de poder dedicarse por completo a la literatura. En 1998 ganó Premio Herralde de novela gracias a su obra Los detectives salvajes, por la que también obtuvo el Premio Rómulo Gallegos en 1999.

Bolaño se presenta en algunas de sus obras (como Los detectives salvajes, Amuleto, Estrella distante o el borrador de 2666) como su alter ego, Arturo Belano. También aparece retratado en las novelas Soldados de Salamina de Javier Cercas y en Mantra de Rodrigo Fresán.

Putas asesinas es un libro de relatos. “Las mujeres son putas asesinas, Max, son monos ateridos de frío que contemplan el horizonte desde un árbol enfermo, son princesas que te buscan en la oscuridad, llorando, indagando las palabras que nunca podrán decir. En el equívoco vivimos y planeamos nuestros ciclos de vida», dice el personaje (¿una asesina?, ¿una puta?, ¿ambas cosas?) del cuento que da título a este libro.

En Últimos atardeceres en la tierra; se narra un viaje a Acapulco que se convierte paulatinamente en un descenso a los infiernos. En Dentista se cuenta la historia de un adolescente misterioso y dos adultos, ya de vuelta de todo, que lo observan desde un precipicio.

En Buba se cuenta una historia de fútbol en tres partes: la de un futbolista sudamericano, la de un futbolista africano y la de uno español, y la sorprendente historia de su equipo, que bien podría ser el Barcelona.

En Carnet de baile se dan 69 razones para no bailar con Pablo Neruda. En Prefiguración de Lalo Cura, por el contrario, narra una historia de narcotraficantes y directores de cine porno, y en Fotos, uno de los últimos relatos, reaparece una vez más Arturo Belano, el protagonista de Los detectives salvajes.

INDICE
1- El Ojo Silva
2- Gómez Palacio
3- Últimos atardeceres en la tierra
4- Días de 1978
5- Vagabundo en Francia y Bélgica
6- Prefiguración de Lalo Cura
7- Putas asesinas
8- El retorno
9- Buba
10- Dentista
11- Fotos
12- Carnet de baile
13- Encuentro con Enrique Lihn