La mujer rota, de Simone de Beauvoir

Ed. DeBolsillo, año 2007. Tamaño 22 x 14 cm. Traducción de Dolores Sierra y Néstor Sánchez. Nuevo, 266 págs. Precio y stock a confirmar.

Novelista francesa, existencialista y feminista, Simone de Beauvoir (1908-1986) fue hasta 1943 profesora de filosofía. Tras conocer a Jean Paul Sartre en la Sorbona, en 1929, se unió estrechamente al filósofo y su círculo.

En su primera novela, La invitada (1943), exploró los dilemas existencialistas de la libertad, la acción y la responsabilidad individual, temas que aborda igualmente en novelas posteriores como La sangre de los otros (1944) y Los mandarines (1954).

Las tesis existencialistas, según las cuales cada uno es responsable de sí mismo, se introducen también en una serie de obras autobiográficas, entre las que destacan Memorias de una joven formal (1958) y Final de cuentas (1972).

Sus obras ofrecen una visión sumamente reveladora de su vida y su tiempo. Entre sus ensayos escritos cabe destacar El segundo sexo (1949), un profundo análisis sobre el papel de las mujeres en la sociedad; La vejez (1970), sobre el proceso de envejecimiento donde critica apasionadamente la actitud de la sociedad hacia los ancianos, y La ceremonia del adiós (1981), donde evoca la figura de su compañero y colega de tantos años, Jean Paul Sartre.

Las narraciones de Simone de Beauvoir se caracterizan por ser profundamente reflexivas, por indagar en cuestionamientos del ser –por lo general, mujeres- y por girar en torno de problemáticas propias de la vida interior.

Este volumen de La mujer rota está compuesto por tres relatos (de una extensión que varía entre las treinta y cinco y las ciento cuarenta páginas) que abordan las vidas de tres mujeres que por una u otra razón se hallan, en determinado momento de sus vidas, en un callejón sin salida.

“Me siento solidaria de las mujeres que han asumido su vida y que luchan por lograr sus objetivos; pero eso no me impide –al contrario- interesarme por aquellas que, de un modo u otro, han fracasado, y por esa parte de fracaso que hay en toda existencia”, dice al respecto de Beauvoir. Así, el primero de los tres relatos, La edad de la discreción, la protagonista tropieza con la fatalidad inevitable de la edad. Ve disolverse sus posibilidades junto a los ideales de su juventud (a los que siente que su hijo traiciona), está resignada a la compañía vacía de su marido, con quien está sujeta a vivir esta última aventura que es envejecer, sin tener elección. El segundo y más breve relato, Monólogo, es el desahogo de una mujer a la cual el egoísmo ha dejado sola y resentida para con todos quienes alguna vez estuvieron a su lado. El tercer relato, La mujer rota, es en sí mismo una nouvelle, la historia de una mujer desgarrada frente a la infidelidad de su marido. Al perder su amor y verlo alejarse sin remedio, se da cuenta del error que cometió al construir su vida basada en la dependencia conyugal, perdiéndose a sí misma por el camino”.

Simone de Beauvoir

Indice: I- La edad de la discreción. 2- Monólogo. 3- La mujer rota.