La diferencia, de Jean Francois Lyotard

Precio y stock a confirmar
Ed. Gedisa, año 2009. Tamaño 22,5 x 16 cm. Estado: Usado excelente. Cantidad de páginas: 222

La diferencia, Lyotard121En La diferencia, Lyotard se sitúa abiertamente ante la hegemonía del pensamiento en dispersión y la apertura de un universo de proposiciones para acoger a los nuevos géneros de discursos. Las equivalencias entre lenguaje expresado y pensamiento, el sujeto del decir, el sentido y las palabras, constituyen factores de un orden social. Por eso, “en la lengua no hay más que diferencias”, es un vaivén del discurso y del sentido. La realidad será establecida tanto mejor cuanto mayores testimonios diversos sobre ella existan. La realidad entraña la diferencia y el ideal de la verdad sería la tautología.

“Distinta de un litigio, una diferencia es un caso de conflicto entre (por lo menos) dos partes, conflicto que no puede zanjarse equitativa¬mente por faltar una regla de juicio aplicable a las dos argumentaciones. Que una de las argumentaciones sea legítima no implica que la otra no lo sea. Sin embargo, si se aplica la misma regla de juicio a ambas para allanar la diferencia como si ésta fuera un litigio, se infiere una sinrazón a una de ellas por lo menos y a las dos si ninguna de ellas admite esa regla. Resulta un daño de una transgresión hecha a las reglas de un género de discurso, el cual es remediable según esas reglas. Resulta una sinrazón del hecho de que las reglas del género de discurso según las cuales se juzga no son las del discurso juzgado o las de los géneros de discursos juzgados. La propiedad de una obra literaria o artística puede sufrir un daño (se atenta contra los derechos morales del autor); pero el principio mismo de que debe tratarse la obra como objeto de una propiedad puede constituir una sinrazón (se desconoce el hecho de que el “autor” es su rehén). El título del libro sugiere (en virtud del valor genérico del artículo) que en general falta una regla universal de juicio entre géneros hetereogéneos”.

“Se nos dice que seres humanos dotados de lenguaje fueron colocados en una situación tal que ninguno de ellos puede ahora informarnos sobre lo que fue dicha situación. La mayor parte de ellos ha desaparecido y los sobrevivientes hablan rara vez del asunto. Cuando lo hacen, su testimonio se refiere sólo a una ínfima parte de esa situación. ¿Cómo saber que esa situación misma existió? ¿No sera el fruto de la imaginación de nuestro informador? O bien la situación no existió como tal, o bien existió y entonces el testimonio de nuestro informador es falso, pues o bien éste debería haber desaparecido o bien debería callarse, o bien, si habla, no puede atestiguar más sobre la experiencia singular que él mismo tuvo, y además falta establecer que esa experiencia era un componente de la situación considerada”.

“Analicé millares de documentos. Perseguí incansablemente con mis preguntas a especialistas e historiadores. Busqué, aunque en vano, a un solo ex deportado capaz de probarme que realmente había visto con sus propios ojos una cámara de gas” (Faunsson, en Vidal- Naquet, 1981:227). Haber “visto realmente con sus propios ojos” una cámara’de gas sería la condición que da la autoridad de decir que la cámara existe y persuadir así al incrédulo. Aun hay que probar que la cámara estaba en el momento en que se la vio. La única prueba aceptable de que mataba es la de que uno esté muerto. Pero si uno está muerto no puede atestiguar que lo esté a causa de la cámara de gas. El querellante se queja de que lo han engañado acerca de la existencia de las cámaras de gas, es decir, sobre la situación llamada solucion final. Su argumento es el siguiente: para establecer que un local es una cámara de gas sólo acepto como testigo a una víctima de esa cámara de gas; ahora bien, según mi adversario, sólo debe haber víctimas muertas pues de otra manera esa cámara de gas no sería lo que se pretende; no hay pues cámara de gas”.

Jean Francois Lyotard

INDICE
I- Ficha de lectura
Título – Objeto – Tesis – Cuestión – Problema – Meta – Contexto – Pretexto – Modo – Género – Estilo – Lector – Autor – Memorial
II- La diferencia
Noticia Protágoras
1
2
3
4
5
Noticia Gorgias
Noticia Platón
-Fuerte y débil
-Impiedad
-El diálogo
-Selección
-Metalepsis
III- El referente, el nombre
Noticia Antístenes
IV- La presentación
Noticia Kant 1
Noticia Gertrude Stein
Noticia Aristóteles
-Antes y después
-Ahora
-Algunas observaciones
V- El resultado
Noticia Hegel
1
2
3
4
VI- La obligación
Levinas
1
2
3