La dama número trece, de José Carlos Somoza

Precio y stock a confirmar
Ed. Sudamericana, año 2003. Tamaño 23 x 16 cm. Estado: Usado excelente. Cantidad de páginas: 456

José Carlos Somoza (La Habana, Cuba, 1959) está considerado uno de los renovadores de la literatura de misterio y fantasía en castellano, con obras en las que busca romper la barrera entre los géneros. Vive en Madrid con su esposa y sus dos hijos.

Salomón Rulfo, profesor de literatura sin trabajo y gran amante de la poesía, sufre noche tras noche una inquietante y aterradora pesadilla. En sus sueños aparece una casa desconocida, personas extrañas y un triple asesinato sangriento en el que, además, una mujer le pide ayuda desesperadamente.

Por este motivo, Salomón acude a la consulta del doctor Ballesteros, un médico que lo ayuda a desentrañar el misterio de los sueños y lo acompaña en lo que se convertirá en un caso mucho más terrible y escalofriante que cualquier fantasía: el escenario del crimen es real y la mujer que pide socorro a gritos fue realmente asesinada.

En compañía de una joven de pasado enigmático, el doctor y un ex profesor de la Universidad con el que mantiene una relación compleja, Salomón se adentrará en un mundo donde las palabras y la poesía son un arma de gran poder. En ese mundo, habitan las doce damas que controlan nuestro destino desde las sombras…¿o son trece brujas?

Traumatizado por un doloroso episodio de su vida, Rulfo consulta sus pesadillas nocturnas con un médico y lo hace cómplice de su problema. Sus experiencias oníricas recrean un mundo dominado por unas musas o brujas y en el cual la poesía es un arma; no en el sentido metafórico de Gabriel Celaya, sino en uno tan real que alguien muere al dispararle un par de versos de Dámaso Alonso. Dicho así, suena un poco disparatado, pero ese mundo sostenido en el poder de la palabra, lleno de citas poéticas que funcionan como sortilegios, y de musas mutantes y vengativas, posee la coherencia interior propia de la literatura fantástica.

La historia se mueve en los indecisos límites entre la verdad y la mentira, entre lo real y lo imaginado. Apoyado en leves técnicas narrativas no convencionales, los extraños fenómenos de la parasicología adquieren la consistencia de lo posible. La novela resulta un compendio de procedimientos narrativos. Hay en ella intriga, crímenes acompañados de su investigación, muertos que resucitan, misterio gótico, terror, hermenéutica literaria, aventuras peligrosas, amores malditos, traiciones y lealtades. En suma, una aproximación a la vida que desconfía de nuestra acostumbrada óptica racionalista. Existe, parece decir Somoza, algo más allá de la realidad empírica. Y a ese misterio nos asoma la novela.