Derrida, de Benoît Peeters

Precio y stock a confirmar
Ed. Fondo de Cultura Económica, año 2013. Tamaño 21 x 14 cm. Traducción de Gabriela Villalba. Estado: Usado excelente. Cantidad de páginas: 682

Derrida, Peeters 001Benoît Peeters declara expresamente haber querido brindar con su voluminoso ensayo no una introducción a la obra del filósofo Jacques Derrida sino la biografía de un pensamiento que fuese a la vez la “historia de un individuo”. En efecto, se ocupa especialmente de las lecturas e influencias del biografiado, de la génesis de sus obras principales, de las turbulencias de su recepción, de las instituciones que fundó y de sus luchas y esfuerzos.

Esto no significa, se cuida de aclarar, que haya querido proponer una “biografía intelectual””, que habría excluido particulares tan ricos como la infancia, el amor, la familia, el trabajo. “Escribir la vida de Jacques Derrida es contar la historia de un pequeño judío de Argel, expulsado de la escuela a los 12 años, que se convirtió en el filósofo francés más traducido del mundo, la historia de un hombre frágil y atormentado, que hasta el final de sus días no dejó de sentirse un ‘mal querido’ de la universidad francesa”.

Significa también, agrega Peeters, “repasar una excepcional serie de amistades con escritores y filósofos de primera línea, desde Louis Althusser hasta Maurice Blanchot, desde Jean Genet hasta Hélène Cixous, pasando por Emmanuel Levinas y Jean-Luc Nancy”. Y reconstruir asimismo una larga serie de polémicas, a veces muy fuertes con Claude Lévi-Strauss, Michel Foucault (a quien se atribuye la expresión de “oscurantismo terrorista”, en referencia a Derrida), Jacques Lacan o Jürgen Habermas.

Y, desde luego, significa detenerse sobre un concepto que llegó a ser una muletilla en el mundo académico, el de la deconstrucción, y su enorme influencia “para los estudios literarios, la arquitectura, el derecho, la teología, el feminismo, los estudios queer y los estudios postcoloniales”.

Ya en 1984, Derrida se mostraba molesto con esa herramienta conceptual que habían transformado en una palabra clave: “Si me asociaran con menos frecuencia a esta aventura de la deconstrucción actual, su apellido, su toponimia, arriesgaría esta hipótesis con una sonrisa: Estados Unidos es la deconstrucción”.

Estados Unidos sería el país donde la filosofía de Derrida tomaría auge, expandiéndose hacia todas las direcciones. Para él seguía siendo ante todo una manera de pensar la filosofía, no una doctrina sino una forma de analizar la genealogía de la historia de la filosofía. Como diría en una entrevista, aplicar “sus conceptos, sus presupuestos, su axiomática, y hacerlo de manera no sólo teórica sino también cuestionando sus instituciones, sus prácticas sociales y políticas, en suma, la cultura política de Occidente”.

INDICE
Agradecimientos
Introducción
Prmera Parte, JACKIE 1930-1962
I- El Négus
II- Bajo el sol de Argel
III- Las paredes del Louis-le-Grand
IV- La École
V- Un año estadounidense
VI- El soldado de Koléa
VII- La melancolía de Le Mans
VIII- Hacia la independencia
Segunda Parte, DERRIDA 1963-1983
I- De Husserl a Artaud
II- A la sombra de Althusser
III- La escritura misma
IV- Un año fasto
V- Un breve retiro
VI- Posiciones incómodas
VII- Rupturas
VIII- Glas
IX- Para la filosofía
X- Otra vida
XI- Los “nuevos filósofos” en los Estados Generales
XII- Envíos y pruebas
XIII- La noche de Praga
XIV- Una nueva situación
Tercera Parte, JACQUES DERRIDA 1984-2004
I- Los territorios de la deconstrucción
II- Del caso Heidegger al caso De Man
III- Memoria viva
IV- Retrato del filósofo a los 60 años
V- En las fronteras de la institución
VI- La deconstrucción en Estados Unidos
VII- Espectros de Marx
VIII- La Internacional Derrida
IX- El tiempo del diálogo
X- En la vida como en la muerte
Fuentes
Bibliografía
Índice de nombres