Cartas a André Breton, de Antonin Artaud

Precio y stock a confirmar
Ed. Olañeta, año 2012. Tamaño 14 x 9 cm. Traducción de Jaume Pomar. Acompaña a estas cartas una selección de los dibujos realizados por Artaud en sus cuadernos de 1944-1948, contemporáneos, pues, a la escritura de estos textos. Estado: Nuevo. Cantidad de páginas: 100

Cartas a André Breton Artaud012Las cinco cartas de Antonin Artaud dirigidas a André Breton que incluye este volumen que exponen la toma de posición radical y revolucionaria del autor ante el arte y la vida, y pueden leerse como un manifiesto de singular importancia de uno de los artistas más decisivos del siglo XX. La edición incluye 15 dibujos de Antonin Artaud, y 2 fotografías de Man Ray, que son sendos retratos de Artaud y Breton.

El 13 de enero de 1947 tuvo lugar la famosa conferencia de Antonin Artaud en el teatro del Vieux Colombier de París, en la que el poeta pretendía contar al público su vida y que consistió en “bramar sobre un escenario eructos de odio, cólicos y gastralgias casi hasta el síncope, etc., etc.”. El día siguiente, 14 de enero, Antonin Artaud escribió a André Breton, quien había manifestado algunos temores en relación con la oportunidad de esta conferencia.

Esta carta se publicó en un número especial: La Révolte en question, de la revista Le Soleil noir-Positions, Nº 1, febrero de 1952.

Por aquel entonces el grupo surrealista preparaba la Exposición internacional del surrealismo 1947, presentada por André Breton y Marcel Duchamp, que debía realizarse en la Galería Maeght desde julio a setiembre de 1947. André Breton envía personalmente a Antonin Artaud la carta circular invitándolo a participar en esta exposición.
La finalidad de la exposición era “reafirmar una verdadera cohesión y, en relación con las precedentes manifestaciones del grupo, marcar una cierta superación”, el espíritu en que fue concebida tendía a expresar “un nuevo mito” y el encuentro debía obedecer “a la preocupación primordial de recordar las sucesivas etapas de una iniciación”. De este modo, estando ocupadas las salas de la planta baja por “una retrospectiva titulada los Surrealistas a pesar de sí mismos”, se tenía que acceder a las salas superiores por “una escalera de 21 peldaños modelados en forma de lomos de libros”. Los títulos que llevaban “correspondían en significación a los 21 arcanos mayores del tarot (exceptuando el mate o loco)”.

La escalera daba acceso a la “Sala de las Supersticiones”, después de la cual seguía otra sala dividida en “doce alvéolos octogonales”, siguiendo el orden de los signos del Zodíaco, y cada uno de estos alvéolos estaba “consagrado a un ser, una categoría de seres o un objeto susceptible de ser dotado de vida mítica” al cual se proponían “elevarle un “altar” según el modelo de los cultos paganos (hindúes o vodús, por ejemplo)”.

Las cinco cartas de Antonin Artaud responden a esta invitación.