Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lroman10/libreriaelextranjero.com/wp-includes/plugin.php on line 601

Warning: Parameter 1 to wp_default_styles() expected to be a reference, value given in /home/lroman10/libreriaelextranjero.com/wp-includes/plugin.php on line 601

Antología de la poesía rumana contemporánea, de Darie Novaceanu (comp.)

Precio y stock a confirmar
Ed. ELION, año 2000. Tamaño 19,5 x 13 cm. Selección, traducción, antiprólogo y epílogo por Darie Novaceanu. Estado: Usado muy bueno. Cantidad de páginas: 330

Antología de la poesía rumana contemporánea 001Antiprólogo, por Darie Novaceanu

Después de haber traducido los poemas que van dentro de estas páginas, y también después de haber escrito un epílogo, no veo razón alguna en prologarlos. La poesía se lee y nada más. Por eso se escribe y, a veces, se traduce.

Me resisto, pues, a semejante penitencia. No por soberbio sino por humilde: los prólogos no son más que explicaciones o justificaciones. Menesteres que me resultan igual de incómodos.

Explicar la poesía significa malograr un milagro. Eso lo han dicho muchos pero son los mismos que continúan explicarla, como si no supieran que es un milagro. Tal vez, el de la poesía es el de volverse más milagro con cada nueva explicación: después de tantos, sabemos poco de sus manantiales y casi nada de por dónde van destrenzándose en el alma del lector sus imprevistos ríos de palabras convertidos en temblores y luces. ¿Para qué señalarlos allá donde posiblemente no existen? ¿Acaso para mostrar la belleza oracular de Apolo tenemos que partir la estatua?

Luego, los sonidos son más frágiles que el mármol. Lo he notado varias veces y lo he podido notar más que nunca durante la traducción de estos mismos poemas. Casi siempre —paso con esto al segundo menester— he sentido cómo se deshacían en pedazos inútiles los clangores tan bellos cual catedrales repletas de ángeles. Casi un deicidio.

Es por ello que, más allá de ser un forzado de galera antigua, obligado a remar siempre encadenado, entre dos orillas nunca alcanzadas de todo, barrunto que el traductor —hablemos del mejor— está condenado a una segunda pena, peor aún: la de no disponer jamás libremente de su imaginación sino utilizarla para resaltar la imaginación del otro o de los otros; creadores todos ellos de objetos originales y únicos, cuyas copias representan la creación de éste, siempre presunto de infidelidad o torpezas.

Hasta la fecha nadie ha logrado adueñarse de la fuerza genética y creadora del lenguaje humano. Nadie se ha hecho —aunque se haya doctorado— doctor en la biología de la palabra. Nadie, por fin, ha conseguido fabricar un líquido que, transferido en un segundo odre man¬tenga el nivel del primero. Que es lo que siempre buscamos nosotros los traductores.

Los traductores —el plural nos borra algo de la culpa— somos una profesión como cualquiera pero al mismo tiempo muy diferente: mala, más necesaria e inevitable. Sin la transferencia del milagroso líquido de un recipiente a orto, ninguna literatura nacional, indiferentemente sus dimensiones temporales, espacios lingüísticos y valores producidos, se hubiera podido expresar en su total plenitud.

La poesía rumana —seguiré diciéndolo— es una de las más bellas entre las europeas, pero la menos conocida de todas. Tanto que a veces he tenido la sensación que hay gente que duda hasta de su existencia.

Explicaciones, desde luego, las hay y se pueden inventar otras. Tal vez, después de haber leído el último poema de esta antología, el lector dará con una más y podría también construirse la suya.

En definitiva, todo este libro es una explicación y he dado cuenta que la mejor traducción es la lectura misma. En cuanto a mi se refieren, aseguro al supuesto y deseado lector que estas páginas serán las últimas de esta índole.

INDICE
Antiprólogo, por Darie Novaceanu
I- TUDOR ARGHEZI (1880-1967)
Otoño tardío
La ceniza de nuestros sueños
Salmo (Podría tomar a la eternidad)
Evoluciones
El Principe Tzepesh
II- GEORGE BACOVIA (1881-1957)
Plomo
Bucólica
Pálido
Neurosis
Raro
Anochecer triste
Agosto
Poema final
III- VASILE VOICULESCU (1883-1964)
Pedazo de fresco antiguo
Versos en el cuadro de un primitivo
El hechizo
Despedida
IV- ION BARBU (1895-1961)
Impetu
Arca
El útlimo centauro
Ademán
Canoa
Juego segundo
Timbre
El pavo real
Paisaje retrospectivo
V- LUCIAN BLAGA (1895-1961)
El roble
Quietud
Melancolía
Carta
Ocaso
Siglo
Nacimiento
Anno Domini
Anunciación para la flor de manzano
Final
VI- ION VINEA (1895-1964)
Casa de Mangalia
A la que acaba de llegar
Remember
Descenso
Remordimiento
VII- TRISTAN TZARA (1896-1963)
Vacaciones en la provincia
Anochece
Lamentación
Domingo
Prima, colegiala
VIII- ALEXANDRU PHILIPPIDE (1900-1979)
Bajo las grandes soledades
Balada de la taverna vieja
IX- ZAHARIA STANCU (1902-1974)
En las orillas
El árbol rojo
Sostenía en las manos la tierra
El polvo del sol
Vida
Regreso
Fauno viejo
X- GEO BOGZA (1908-1994)
Orion
Al rincón
Os imploro
Opción
La cúspide
XI- VIRGIL CARIANOPOL (1908-1984)
Pena
Donde esta aquel viejo mentor?
Los lobos de mis años han encandecido
Las alas
XII- VIRGIL TEODORESCU (1909-1986)
Paseo por las orillas
El más sordo
La sonrisa
XIII- EUGEN JEBELEANU (1911-1991)
Memoria
Aníbal
Sin tí
Puerta
Pesantez
XIV- EMIL BOTTA (1912-1977)
Castillo interior
El caballero del caracol de oro
Post ludum
Documentos sobre melancolía
XV- GELLU NAUM (1915- )
Caparazón
Ciclo
Mucho mejor
la hermana del sol
Paramos
XVI- DIMITRIE STELARU (1917-1971)
Para algunos
Solo
Joven viejo
Perros
Ángel vagabundo
Para los jueces
XVII- STEFAN AUGUSTIN DOINAS (1922- )
Hoy nos despedimos
Coartada
Los funerales de Demetrius
XVIII- A.E. BACONSKY (1925-1977)
Anatomía profética
El aleluya
Blasón
Impetu histórico
Autorretrato en el tiempo
XIX- TUDOR GEORGE (1926-1994)
La metáfora pietrificada
El diálogo con la bella
La sombra
Nuestro Paris
XX- MIRCEA IVÁNESCU (1931- )
Hojas
Las pálidas estrellas
XXI- PETRE STOICA (1931- )
El viejo relojero
Poema de invierno y al mismo tiempo de amor
XXII- ANGHEL DUMBRÁVEANU (1933- )
La lágrima del tiempo
Camino nocturno
Bajo el vidrio de algunas palabras
Ausencia
Runas
La desconocida cara de la noche
XXIII- NICHITA STÁNESCU (1933-1983)
Emoción de otoño
Segunda elegía, gética
El sueño y el despertar
Inventar una flor
La quinta elegía
Conversación repentina
ION GHEORGHE (1935- )
Proemio
Primera carta esencial
Piedras de catedral
XXIV- NICOLAE LABIS (1935-1956)
La muerte de la corza
Confesiones
XXV- MARIN SORESCU (1936-1996)
Para los pájaros desaparecidos
Por debajo de la puerta
Atavismo
XXVI- DARIE NOVÁCEANU (1937- )
Bajo la luz de otoño
El mar
Pirámide y caña
Monumentos
Delante de la puerta
En al lecho del rio
XXVII- CEZAR BALTAG (1939-1997)
La rueda
Silencio
Ulyse
El alfarero
Reflexiones desde ahora
XXVIII- ILEANA MÁLÁNCIOIU (1940- )
Plegaria
Suceso póstumo
Vecindad
Desierto
Bajo la fresca luz del invierno
XXIX- GHEORGHE PITUT (1940-1991)
El sabio
Herida
Desequilibrio
Si no escribiera
XXX- CONSTANJA BUZEA (1941- )
El miedo
Cordura
Final de juego
Sauce como una ilusión
XXXI- IOAN ALEXANDRU (1942- )
Mi hermana
Elegía
El monumento
El portero
La mariposa
XXXII- ANA BLANDIANA (1942- )
Humildad
El ojo cerrado
Armadura
Cuna
El renglón
Hollín
Esperanza olvidada
Cosecha de ángeles
XXXIII- NICOLAE PRELIPCEANU (1942- )
Obstinadamente
El antepasado de bronce
La casa de los viejos
El poeta irónico
La historia de la bala
XXXIV- ADRIAN PÁUNESCU (1943- )
Los fértiles silencios
Los caballos
El silencio de la ciudad
Perro de caza
Culpabilidad
Pesadilla vencida
Pobre autor de cuentos policíacos
Bajo la fresca luz del invierno
Desierto
Solo de espera
XXXV- GRETTE TARTLER (1948- )
Concierto para unicornio y cinta magnética
Fotografías espaciales
El fabricante de violines
La leyenda sufí
Joven y poco célebre
Atardecer de verano
XXXVI- DANIELA CRÁSNARU (1950- )
Se acabó
Marcha para tambor y clavicordio
Télex
Imagen en blanco y negro
Una posible trinidad
Los treinta años de cuerpo
XXXVII- MIRCEA DINESCU (1950- )
Recuento en le cuarto mundo
Entre imaginación y humildad
Monólogo con un ratón
Enchino
A su disposición
El bendito sueño del artista
Los comisionistas
Vidas paralelas
XXXVIII- NICHITA DANILOV (1953- )
El soñador
Otro siglo
Las huellas de los enamorados
El ángel
El oro
XXXIX- TRAIAN T. COSOVEI (1954- )
Parking sumergido en niebla, el tiempo
Negro de humo nieve blanca
Madame Bovary
XL- MIRCEA CÁRTÁRESCU (1956- )
Tenía toda clase de objetos eléctricos
Soneto
Poema del fregadero
XLI- MATEI VISNIEC (1958- )
Sobre el ojo derecho
Sobre 0, 1, 2, 3
Sobre el suicidio
Sobre la historia
VIVIR DENTRO DE UNA PREPOSICIÓN (Epilogo)