Antología, de Allen Ginsberg

Precio y stock a confirmar
Ed. Del Mediodía, año 1969. Tamaño 21,5 x 1º5,5 cm. Selección, traducción y prólogo de Marcelo Covián. Estado: Usado muy bueno. Cantidad de páginas: 110

Por Marcelo Covián
Año 1969

“¡He aquí el tiempo de los asesinos!” -dijo Rimbaud después de haber observado el mundo. Eso era antes de Hitler, antes del aire contaminado; mucho antes de Oswald y Vietnam. Aún no habían desfilado los ejércitos tecnológicos ni Bertolt Brecht había escrito su obra y ya para ese entonces el hombre occidental no podía ocultar al poeta su rotundo potencial destructivo. Lejos quedaban, sepultadas, las iras de Aquiles que habían organizado el espíritu guerrero de Occidente y renacían plenas de vigor y fuerza las huestes de Polifemo Mussolini. Hoy ya estos hechos pertenecen a la historia y a la literaturas, pero la realidad desencadenada por estos personajes y circunstancias continúa presente y rigiendo la vida de nuestro siglo. Hoy más que nunca -mientras escribo estas líneas el mundo es un hervidero de muertes injustas y de persecuciones y de hambre- podemos gritar más fuerte que nunca la profética acusación de Rimbaud.

Y habiendo pasado tiempo, el hombre ha tenido oportunidad de abrir los ojos: ha tenido tiempo de decir que NO. Hay una lucha intestina en cada país y en cada uno de nosotros entre poner todo lo que tenemos al servicio de nuestra condición o de automatizar al hombre en aras de intereses de casta y prejuicio y mediocridad. Esta lucha toma vida y características nuevas todos los días. Desde la Guerra Civil Española hasta los hechos de Mayo en París hasta la niña quemada en Vietnam -de orgullosa mirada- hasta el movimiento norteamericano por la paz, todos estos hechos poblados se seres humanos nos dicen que el tiempo de los asesinos está siendo desafiado. Nueva generaciones de hombres llegan y se afirman en medio de la vida y tienen la palabra: treinta mil personas frente al Pentágono leyeron esta oración el 21 de octubre de 1967:

“Nosotros, Hombres Libres, de todos los colores del espectro, en el nombre de Dios, Ra, Jehová, Anubis, Osiris, Tlaloc, Quetzazcoatl, Trot, Ptah, Alá, Krishna, Chango, Chimeke, Chukwu, Olisa-Bulu-Uwa, Imales, Orisasu, Odudua, Kali, Shiva-Shakra, Dionisos, Yavé, Tor; Baco, Isis, Jesucristo, maitreya, Buda, Rama, exorcisamos y echamos al MAL que ha amurallado y capturado el pentáculo de poder y pervertido su uso a la necesidad de la máquina total y su criatura la bomba de hidrógeno y hace sufrir a la gente del planeta tierra, a la gente americana y a las criaturas de las montañas, los ríos y los océanos ocasionándoles serias torturas físicas y mentales y el tormento constante de la amenaza inminente de destrucción total.

Reclamamos que el pentáculo de poder sea usado nuevamente para servir los intereses de Dios manifiestos en el mundo en el hombre. Nos embarcamos en una moción que tiene milenios en su objetivo. Que este día 21 de octubre de 1967 marque el principio de la suprapolítica.

Por el cto de leer este papel nos comprometemos en el Sagrado Ritual del Exorcismo. Para participar aún más hay que enfocar el pensamiento en el destierro del MAL por la gracia de DIOS que es todo y es nosotros. Un billón de estrellas en un billón de galaxias de espacio y tiempo es la forma de tu poder y tu nombre es sin límite”.

Este documento fue escrito en Estados Unidos pero hacía tiempo que venía recorriendo el espíritu de los hombres. Todos aquellos que han palpitado de injusticia ante los diarios y absurdos atropellos que sufrimos, reconocen en este tipo de lenguaje sus propios deseos de mejoras y dignidad. Ese río de la conciencia que recorre los sueños de los hombres libres está comenzando a aparecer en las paredes de nuestras ciudades y en las cocinas de nuestras casas. este renacimiento trata de recuperar los mejores impulsos del hombre: la celebración de la vida, la negación del crimen; la proclama del amor, el rechazo de Auschwitz y del matrimonio sin futuro, el servicio a la condición humana y el desprecio por la policía y la máquina. Y la poesía vuelve a ser el lenguaje esencial, el medio de comunicación, el teletipo y el tamtam que acerca a los individuos en este renacimiento.

No es casualidad lo que sucedió en Praga durante 1965, cuando la visita de Allen Ginsberg: más de 100.000 estudiantes checos lo eligieron Rey de las Festividades de Mayo, ese milenario ritual europeo que celebra la primavera, el retorno a la vida de los frutos de la tierra. Y tampoco es casualidad que Ginsberg, con su nuevo título de Kra majales, haya sido expulsado de Checoeslovaquia por los burócratas y policías del régimen. Su dedicación de la corona a la memoria de Franz Kafka, su canto de mantras hindúes y su panegírico del amor entre los hombres fueron más que suficientes para sumir en el terror y el odio a los robots del gobierno de Praga. “La gente me preguntó lo que pensaba y yo lo dije. Hablé sobre los grandes valores -el sentido de nueva conciencia que parece recorrer a la juventud de todos los países, la revolución sexual, la apertura de nuevas áreas de la conciencia, el odio a la ideología, el contacto directo (alma a alma, cuerpo a cuerpo), tolerancia dostoieskana, visiones de Blake, mantras budistas (referidas básicamente a la expansión de la conciencia, hacia una conciencia completa). Yo no tengo ninguna ideología formal; estas ideas se las presenté a la gente para que se pusieran a pensar en ellos mismos”. Ginsberg justifica su éxito al transformarse en una especie de héroe folklórico surrealista con estas palabras: “Posiblemente todos están hartos de los políticos”.

Hoy en día, la poesía es una práctica clandestina en los países subdesarrollados. El público que el verdadero poeta desea está ajeno a la creación poética y ésta se desarrolla en los modernos cenáculos que nuestras sociedades permiten subsistir. Los creadores de la nueva conciencia no pueden permanecer en esos salones sordos y mudos. Por lo tanto, recibamos Allen Ginsberg en las calles y plazas de nuestro espíritu, a pleno sol, a plena estrella y repitamos todos: He aquí el tiempo de la profecía. Yo traigo buenas nuevas a los hombres”.

KRAL MAJALES, por Allen Ginsberg
7 de mayo, 1965

Y los comunistas no ofrecen otra cosa excepto sus mejillas gordas y anteojos y policía mentirosa
y los capitalistas proponen Napalm y dinero en trajes verdes a los desnudos,
y los comunistas crean industria pesada pero también el corazón es pesado
y todos los hermosos ingenieros están muertos, los técnicos secretos conspiran por su propio hechizo
en el Futuro, en el Futuro, pero ahora toman vodka y se lamentan de las Fuerzas de Seguridad,
y los capitalistas toman gin y whisky en aeroplanos pero dejan a los millones de oscuros indios morirse de hambre
y cuando los culorrotos Comunistas y Capitalistas se juntan, se arresta o se roba o se le corta la cabeza al Hombre Justo, no como Kabir y la tos de cigarrillo del Justo sobre las nubes en la luz brillante del sol es una celebración a la salud del cielo azul.
Porque me arrestaron tres veces en Praga, una vez por cantar borracho en la calle Narodni,
otra vez derribado en el pavimento de medianoche por un agente bigotudo que gritó BOUZERANT
otra vez por perder mis cuadernos de raro sexo política sueño opiniones y me sacaron de La Habana en avión detectives de uniformes verdes
y me sacaron de Praga en avión detectives de trajes de negocios checoeslovacos,
Jugadores de cartas sacados de Cézanne, las dos extrañas muñecas que entraron en el cuarto de José K. a la mañana también entraron en el mío y comieron en mi mesa y examinaron mis garabatos
y me siguieron noche y día de la casa de los amantes a los cafés del Centrum,
Y yo soy el rey de Mayo que es el poder de la juventud sexual,
y yo soy el rey de Mayo que es industria en elocuencia y acción en amour
y yo soy el rey de Mayo, que es pelo largo de Adán y la Barba de mi propio cuerpo,
y yo soy el rey de Mayo, que es Kral Majales en lengua checoeslovaca,
y soy el Rey de Mayo, que es la vieja poesía Humana y 100.000 personas eligieron mi nombre
y soy el rey de Mayo y en unos pocos minutos aterrizaré en el aeropuerto de Londres
y soy el Rey de Mayo, naturalmente, porque soy de linaje eslavo y tengo un judío budista
que reza al Sagrado Corazón de Jesús al cuerpo azul de Krishna la espalda derecha de Ram
las cuentas de Chango el Nigeriano cantando Shiva Shiva de una manera que he inventado
y el Rey de Mayo es un honor de mediaeuropa, mío en el siglo XX a pesar del espacio y de la Máquina del Tiempo porque escuché la voz de Blake en una visión
y repetí esa voz. Y soy el Rey de Mayo que duerme con adolescentes riéndose.
Y soy el Rey de Mayo que puede ser expulsado de mi Reino con Honor
Para mostrar la diferencia entre el Reino de César y el Reino de Mayo del Hombre
Y soy el Rey de Mayo, paranoico sin embargo, porque el Reino de Mayo es demasiado hermoso para durar más de un mes
Y soy el Rey de Mayo porque me toqué la frente con un dedo saludando a una luminosa chica grandota mano temblando que dijo “un momento señor Ginsberg”
antes de que un joven policía gordo se pusiera entre nuestros cuerpos -yo iba a Inglaterra-
y soy el Rey de Mayo, volviendo a ver Bunhill Fields y a caminar en Hampstead Heath,
y soy el Rey de Mayo en un jet gigante tocando el aeropuerto de Albión temblando de miedo
mientras el avión ruge hacia un aterrizaje en el cemento gris, se estremece y arroja aire
y rueda despacio hasta parar bajo las nubes una parte del paraíso azul aún visible.
Y a pesar de que soy el Rey de Mayo, los Marxistas me han dado una paliza en la calle, me tuvieron detenido toda la noche en la comisaría, me siguieron por la primavera de Praga, me arrestaron en secreto y me deportaron de nuestro reino en avión.
Por eso he escrito este poema en un asiento del jet, en mitad del Paraíso

INDICE
Prólogo
I- DE “EMPTY MIRRORS”
Siento
Esta noche
Salmo primero
Me hice
II- DE “HOWL”
Aullido
Un Supermercado en California
Girasol Sutra
América
Una flor
III- DE “KADDISH”
Kaddish
Himmnno
Lamento
Letanía
Fuga
La tumba de Apollinaire
El león de verdad
Muerte a la oreja de Van Gogh
Mescalina
IV- DE “REALITY SANDWICHES”
Mi Alba
El Automóvil verde
Sobre el trabajo de Burroughs
Malest cornifici tuo Catullo
Notas de un sueño
Un viejo poeta en el Perú
Benditas
Eter (fragmento)
V- DE “PLANET NEWS”
¿Quién se apodera del Universo?
Noticias de muerte
Mensaje II
Kral Majales