Acuerdos hacia una nueva nación, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional

Precio y stock a confirmar
Ed. FMLN, año 1992. Tamaño 21,5 x 14 cm. Estado: Usado excelente. Cantidad de páginas: 194

Acuerdos hacia una nueva nación436Recopilación de todos los Acuerdos de Paz suscritos por el FMLN con el Gobierno de El Salvador a los largo del Proceso de Negociación.

Prologado por el Comandante Salvador Sánchez Cerén miembro de la Comandancia General del FMLN y primer Secretario de las Fuerzas Populares de Liberación -FPL- “Farabundo Martí”

Abril de 1992, cuando está en mantillas una nueva patria

Prólogo, en el 22 Aniversario de las Fuerzas Populares de Liberación “FPL” Farabundo Marti

El primero de abril de 1970 marcó el impulso de la estrategia política-militar en la que grandes sectores del pueblo salvadoreño encontraron el instrumento necesario y adecuado para desencadenar la lucha armada, por la conquista de las transformaciones económicas, sociales, políticas, militares, y por el programa de la Revolución Democrática y Socialista, que llevará bienestar a las mayorías desposeídas.

A lo largo de veintidós años, trabajadores del campo y la ciudad, sectores medios, mujeres, jóvenes, sectores populares, ofrendaron su vida, su pensamiento, su ejemplo, con la convicción y la firmeza de construir una sociedad más justa y más humana.

Pasar de la actividad militar de pequeños comandos al desarrollo de un ejército guerrillero, pasar a formar parte del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional “FMLN” y desplegar la lucha política, la lucha diplomática y la lucha armada, sólo fue posible gracias al heroísmo y a la visión de futuro de compañeros como José Dimas Alas, que tomaron la decisión histórica de organizar los primeros Comandos Urbanos y de desplegar la lucha armada en este país, la cual era considerada una locura en la década de los 60, o compañeros como el Comandante Felipe Peña Mendoza y Clara Elizabeth Ramírez, quienes basados en un análisis de la realidad salvadoreña, trazaron la estrategia política-militar. Mélida Anaya Montes, mujer digna y heroica. Baluarte de la creación del FMLN y símbolo de la Unidad revolucionaria Salvadoreña y el Comandante Dimas Rodríguez, estratega militar y artífice de la creación de nuestro ejército guerrillero. El Comandante Jesús Rojas, forjador de cuadros y del desarrollo de nuestro partido. Sin el aporte de ellos, junto a decenas de miles de jefes, combatientes, dirigentes y activistas de masas, no hubiera sido posible llegar al 16 de enero de 1992, fecha de la firma de los Acuerdos de Paz.

Este nuevo aniversario es de gran transcendencia histórica. Al firmar los acuerdos, hemos dado por concluida la guerra y tomamos la decisión de luchar por el cumplimiento de los acuerdos y su profundización. Abrimos un nuevo período de lucha política para desmoronar totalmente la Dictadura Militar. Le posibilitamos el espacio político nacional a la concertación. Creamos los consensos para el debate ideológico y para el fortalecimiento de la unidad nacional en torno a los acuerdos de paz que fortalecen nuestro Programa de la Revolución Democrática.

El gran reto para las FPL y para el FMLN es ganar al pueblo a que luche por los acuerdos. Su aplicación significa bienestar y estabilidad; además establecen las bases para resolver las grandes desigualdades económicas. Las causas que dieron origen al conflicto están en vías de solución -la tierra, los derechos humanos, la soberanía nacional, la justicia social, y la libertad-, valores democráticos inherentes al cumplimiento de los acuerdos, así como el fin del esquema dictatorial causante de todos los males y desgracias de este país.

La justicia social, el crecimiento económico y estabilidad social, solo serán posibles en este país, si las causas de la guerra desaparecen, y los acuerdos de paz apuntan a que desaparezcan. El esquema militar dictatorial causante de todos los males y desgracias de este país debe desaparecer.

¿Pero qué garantías tenemos de que los acuerdos serán cumplidos? Esta es una preocupación manifiesta en los sectores políticos y sociales.

No podemos darle a nadie seguridades absolutas de que el proceso será irreversible. Pero es importante, más aún, es decisivo, que apostemos por la esperanza y, sobre todo, que apostemos por la confianza conquistada.

Tenemos que decir de modo categórico que no serán los cascos azules, ni COPAZ, ni siquiera la fuerza concentrada del FMLN las mejores garantías para el cumplimiento de los acuerdos. La mejor garantía es la lucha de todos los sectores y el apoyo activo que estos acuerdos deben generar porque expresan la voluntad y el interés de toda la nación.

Sabemos que una pequeña minoría extremista está boicoteando el cumplimiento de los acuerdos. Es el sector de nuestro país acostumbrado a utilizar el veto de plomo ante todo lo que significa democratización auténtica.

Frente a este sector utilizaremos toda nuestra firmeza política, toda nuestra capacidad organizativa, toda nuestra voluntad de lucha para asegurar que nunca más vuelva a imponer el terror y la miseria al pueblo y toda la nación.

Contribuimos al surgimiento del FMLN, como el núcleo de unidad política de todas las fuerzas revolucionarias. Hoy reafirmamos nuestra voluntad de seguir contribuyendo para que el FMLN se convierta en el partido político que en este nuevo período, siga siendo la alternativa para los cambios y las transformaciones que la nación necesita.

Para ello, el FMLN tiene que cambiar su esquema de partido político- militar. Debe proyectar la imagen de una izquierda revolucionaria renovada con soluciones prácticas y realizables a los problemas nacionales, tener capacidad de ser una oposición fuerte y con capacidad de modernizar y desarrollar este país. Nuestra posición Ideológica debe identificarse con las mayorías desposeídas, retomar los ideales y la obra de Agustín Farabundo Martí.

El FMLN tiene que proyectar un programa de nación patriótico, revolucionario, con capacidad de perfeccionar incluso, su mismo aparato político. Fortalecer la democracia interna, actuar con optimismo, y con capacidad de debate interno, combinado con la capacidad de consensos rápidos, deben constituir parte de nuestras características.

Estamos en una nueva época, en la transición del siglo XX al siglo XXI, en donde el tercer mundo busca insertarse en condiciones de soberanía, independencia, de mayor autodeterminación ante el nuevo orden económico que surge. Esta búsqueda de alternativas independientes no se da solo en el terreno económico sino también en la esfera política. Es ahí donde surge la concertación política, económica, social, como la alternativa de estabilidad, de paz y prosperidad para nuestros países.

Ante el neo-liberalismo excluyente del bienestar social, buscamos modelos económicos nuevos que lleven equidad, bienestar y justicia social a las grandes mayorías empobrecidas de este país.

En esta nueva época de modernidad, nuestro compromiso sigue siendo con los más desposeídos, con aquellos sectores históricamen te marginados y explotados de El Salvador.

Consideramos que los Acuerdos de Paz no desfiguran el programa de la Revolución Democrática; ya que el grueso de nuestro programa está contenido en ellos.

Los errores de las revoluciones pasadas basadas en el totalitarismo, no devalúan la Revolución Democrática. Nuestro proceso es el de una Revolución Continua, ya que tenemos que ganar la voluntad de la nación.

Por ello, nuestra estrategia Revolucionaria, es la toma del poder mediante la vía política, como elemento fundamental para llevar adelante las profundas transformaciones de las estructuras económicas y sociales que necesita El Salvador.

Aspiramos a la construcción de una nueva sociedad socialista democrática, que impulse los valores humanos de justicia, dignidad, libertad e igualdad social en el marco de nuevas relaciones internacionales justas y en particular en el marco de la integración centroamericana.

Desde esta perspectiva y a partir de haber cerrado la etapa de la confrontación militar de forma exitosa, que ha sentado las bases para el proceso de desmilitarización y democratización de la sociedad salvadoreña, nuestra estrategia global adquiere un carácter eminentemente político, económico y social.

En este nuevo contexto, aprovecho este veintidós aniversario para convocar a todos nuestros miembros y militantes a participar activamente en el desarrollo de la reunión de nuestro Comité Central, máximo organismo de las FPL, a celebrarse en el mes de Mayo.
Eligiendo a los compañeros que por su destacada labor hayan contribuido a que la firma de los Acuerdos de Paz fueran posibles
Es necesario que participen con aportes y propuestas, en las discusiones previas a la Reunión del Comité Central sobre las temáticas:

-Estrategia Parcial para el período de Post-Guerra
-Conversión del FMLN en Partido Político
-La Política de Concertación y alianzas del período

Compañeros miembros, militantes y amigos de las FPL, en este veintidós aniversario y cercanos ya al fin del siglo, asumimos un nuevo compromiso con nuestro pueblo y con la comunidad internacional, con mayor decisión y firmeza por el cumplimiento de los Acuerdos por la Revolución Democrática, como la vía de solución a las grandes transformaciones más fundamentales y urgentes de nuestro país.

La Revolución no está concluida. Falta mucho por hacer; mejor justicia social, mejor democracia, requieren transformaciones estructurales que conduzcan a un mayor y más creciente bienestar de todos los sectores desposeídos.

Compañeros estamos comprometidos a construir el futuro de este país, la problemática actual, compleja y difícil, reafirma nuestra nueva determinación de lucha.

¡¡¡Por los Acuerdos valió la pena Morir Peleando, por ello vale la pena seguir luchando!!!
¡¡¡La Victoria Nos Pertenece a Todos!!!
¡¡¡Viva el FMLN!! ¡¡¡Vivan las FPL!!! ¡¡¡Viva El Salvador!!!

Comandante Leonel González
Comisión Política FPL
Abril 1º, 1992

INDICE
Prólogo
I- GINEBRA
Acuerdo de Ginebra, 4 de abril de 1990
II- CARACAS
Agenda General y Calendario del Proceso completo de negociación, Caracas, 21 de mayo de 1990
III- SAN JOSE
Acuerdo sobre Derechos Humanos, San José, 26 de julio de 1990
IV- MEXICO
Acuerdo de México, 27 de abril de 1991
Acuerdos de México sobre Reformas Constitucionales, 27 de abril de 1991
Acuerdos Políticos para el Desarrollo de la Reforma Constitucional, 27 de abril de 1991
Comisión de la Verdad, 27 de abril de 1991
V- NUEVA YORK
Acuerdo de Nueva York, 25 de septiembre de 1991
Negociación Comprimida, 25 de septiembre de 1991
Entendidos del Acuerdo de Nueva York, 25 de septiembre de 1991
VI- RONDA FINAL
Acta de Nueva York, 31 de diciembre de 1991
Acta de Nueva York II, 13 de enero de 1992
VII- ACUERDO FINAL
Acuerdos de Paz, Chapultepec, México 16 de enero de 1992
1- Fuerza Armada
2- Policía Nacional Civil
3- Sistema Judicial
4- Sistema Electoral
5- Tema Económico y Social
6- Participación Política del FMLN
7- Cese del Enfrentamiento Armado
8- Verificación por las Naciones Unidas
9- Calendario de Ejecución

ANEXOS
1°- Calendario de Ejecución de los Acuerdos de Paz
2°- “La Larga Noche de El Salvador llega a su fin” Discurso pronunciado por el Secretario General de la ONU, durante la firma de los acuerdos de paz en El Salvador, Chapultepec, 16 de enero de 1992
3º- Declaración de Jefes de Estado y de Gobierno, asistentes a la suscripción de los Acuerdos finales de Paz en El Salvador,
Chapultepec, 16 de enero de 1992
4º- Discurso del Cmdte. Jorge Shafick Handal en Chapultepec, 16 de enero de 1992
5º- Discurso del Cmdte. Joaquín Villalobos, durante el acto de Instalación de COPAZ. San Salvador, 1 de febrero de 1992
6º- Planteamiento del FMLN sobre Acuerdos Políticos y Cese del Enfrentamiento Armado, Caracas, 16 de mayo de 1991
7º- Iniciativa del FMLN para acelerar la negociación, Managua, 16 de marzo de 1991
8º- Declaración de Cese al Fuego Unilateral, México, 14 de noviembre de 1991
9º- Compromiso Interpartidario para la Paz, México, 12 de diciembre de 1991
10º- “Logros Alcanzados en la Negociación” Síntesis de los principales logros del Proceso de Negociación FMLN
11º- Nombramiento de Comisiones
12º- “Primera Piedra de una Patria Nueva y Democrática”. Artículo del Lic. Alberto Henríquez, Miembro Fundador del Comité Político del FMLN
13º- “Una Nueva Nación ha Nacido”. Manifiesto II a la Nación del FMLN