Katas de Karate Heian 1 Tekki 1, de M. Nakayama

Precio y stock a confirmar
Ed. FHER, año 1970. Tamaño 21 x 14,5 cm. Traducción de Sabino Zabala Cahue. Incluye más de 200 ilustraciones en blanco y negro. Estado: Usado excelente. Cantidad de páginas: 160

Por Félix Sáenz Fernández

Los cinco Katas de Heian, junto con el primero de Tekki, comprendidos en esta serie de libros que constituyen la base primordial en la que se ha cimentado el Karate para compendiar sus enseñanzas hasta el primer grado de Cinturón Negro.

La palabra kata tiene un sentido literal de “forma”, el cual define con bastante exactitud la intención de este conjunto de técnicas, tanto individualmente, pues cada movimiento reproduce la “forma” de un ataque o una defensa, como en su conjunto, pues el Kata representa la forma de desenvolverse frente a un combate imaginario con varios enemigos y situaciones, a la vez que contribuye a la “formación” técnica del alumno.

Su práctica, de enorme simplicidad, por no necesitar de grandes espacios, ni tan siquiera de compañeros, proporciona al cuerpo elasticidad, armonía y ritmo,m a la vez que velocidad y potencia. Igualmente preserva la calidad técnica de los movimientos y sirve de salvaguarda frente a innovaciones a veces no suficientemente pensadas.

El Kata constituye la fuente clara y limpia en la que periódicamente se debe volver a beber, reconsiderando lo acertado o no de las desviaciones que, el físico o la idiosincrasia de cada uno, hayan podido ir creando siquiera imperceptiblemente, a través de la práctica competitiva y la validez de estos nuevos modos frente a las actitudes tradicionales.

Centrándonos en el aprendizaje del Kata, el alumno debe de concentrarse al principio en que los desplazamientos sean exactos y las técnicas aplicadas correctas; con posterioridad, deberá imprimirles la debida velocidad y potencia.

En el paso siguiente debe de tener en cuenta el ritmo del Kata, que es particular para cada uno de ellos y de vital importancia. Su ejecución armónica lo transforma en un ballet de corte guerrero pleno de atractivo, incluso para los no iniciados. De hecho, algunos Katas superiores suelen ir acompañados de un canto, que al modo juglar desarrolla su historia explicativa.

Como último grado de su realización, está la actitud de quien lo ejecuta. Para llevarlo a cabo correctamente es necesario “vivir” el Kata, introducirse en él y en lo que representa, abandonar el pensar los movimientos, que ahora fluyen solos, permitiendo así al cuerpo, desligado de la mente, deslizarse a través del “no pensar” Zen de la intuición. Así es el Kata.

INDICE
Prólogo
Introducción
KATA HEIAN 1
KATA TEKKI 1
Glosario
Vista desde la parte alta de la KATA HEIAN 1
Vista desde la parte alta de la KATA TEKKI 1